Fogatas de ángeles

publicado a la‎(s)‎ 16 ago. 2013 8:31 por Camilo Villa   [ actualizado el 16 ago. 2013 9:05 ]

La vida es la escuela a la que vinimos para graduarnos en el arte del amor, yo me encargo de la asignatura Etnografía de la Belleza. La belleza es la forma más sofisticada y simple de vivir a Dios, de hacernos uno con todos, de todos en el Uno. La iluminación no es un paso a un estado del nirvana para levitar en la luz. Es un paso a ser humanos completos, es decir a vivir desde el SER en el sentir y para sembrar amor a través de nuestros actos de belleza.


En dónde colocar la línea de equilibrio entre el SER y el HACER? Tanta acción y agendas tan ocupadas no nos permiten tener tiempo para contactar nuestro profundo SER.Tanto pulirnos sin pasar a la acción nos lleva a una inacción que espera el momento en que seamos perfectos para empezar a hacer. Pero no es lo uno o lo otro. Es un hacer con conciencia, porque en el hacer vamos bruñendo el ser. Debe haber momentos para lo uno como los debe haber para lo otro, pero es en la combinación en donde tenemos el mayor aprendizaje.